El tratamiento personalizado llega al colangiocarcinoma

  Traumatología y ortopedia

Durante el congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO) que se celebra en Barcelona acaba de presentarse la primera terapia dirigida contra el cáncer de vías biliares o colangiocarcinoma con mutación IDH1, que suponen el 20% de estos pacientes. Se trata de ivosidenib, un inhibidor de esta mutación, que logra un mejor control de la enfermedad y de la progresión libre de enfermedad. Es la primera vez que se demuestra la viabilidad y el beneficio clínico de una terapia molecular en un subgrupo preciso de pacientes afectados por este tumor.

El ensayo que ha demostrado la eficacia de este inhibidor comparó los resultados de pacientes que recibían ivosidenib frente a placebo y se ha podido ver como este fármaco lograba aumentar la progresión libre de enfermedad desde 1,4 meses hasta 2,7 meses. “Los resultados de esta investigación demuestran la importancia de realizar un test genómico a los pacientes, algo que se convertirá en el estándar de tratamiento de esta enfermedad y que abre la puerta a mas ensayos dirigidos para enfermedades raras que han visto limitado su progreso en los últimos años”, ha explicado Ghassan Abou-Alfa, del Centro de Cáncer Memorial Sloan Ketteging de Nueva York, investigador principal de este estudio.

“Hasta ahora no existía ninguna alternativa para estos pacientes y este nuevo fármaco viene a cubrir esta necesidad. Hay que tener en cuenta que, aunque el colangiocarcinoma no sea un tumor muy frecuente, su incidencia en los últimos años se está incrementando”, ha expuesto Teresa Macarulla, investigadora del Valle de Hebrón Instituto de Oncología (VHIO) y del Instituto de Oncología Baselga (IOB) de Barcelona, una de las autoras que ha participado en el ensayo. La mutación de IDH1 produce que se generen muchos más oncometabolitos, lo que favorece que las células se conviertan en tumorales. Su inhibición ha demostrado su eficacia a la hora de evitar el crecimiento tumoral.

Otros avances en carcinoma hepatocelular

Además de este estudio, en ESMO también se presentaron otros avances significativos en el manejo del carcinoma hepatoceluar avanzado. El carcinoma hepatocelular avanzado es una enfermedad agresiva y letal con un número de muertes anual cercano a su incidencia mundial. Representa en torno al 90% de todos los cánceres de hígado y en 2018 se diagnosticaron más de 840.000 nuevos casos en todo el mundo, siendo el quinto tipo de cáncer más frecuente y la segunda causa de muerte a nivel mundial.

Es el caso por ejemplo del ensayo de fase III Celestial, para pacientes de esta enfermedad tratados previamente con sorafenib. En él se buscaba saber si cabozantinib, un fármaco que inhibe múltiples receptores tirosina cinasa (RTK) implicados en el crecimiento tumoral y la angiogénesis, la remodelación ósea patológica, la farmacorresistencia y la progresión metastásica del cáncer.

Los datos del estudio demostraron que la cabozantinib mejoraba la supervivencia y supervivencia libre de progresión y ahora se ha realizado un análisis retrospectivo para comparar la experiencia del paciente mirando el tiempo con toxicidad de grado 3/4 antes de la progresión, tiempo sin toxicidad de grado 3/4 antes de la progresión y tiempo de supervivencia después de la progresión o recaída.

Las conclusiones fueron que los pacientes que recibieron cabozantinib de segunda línea después de sorafenib pasaron significativamente más tiempo sin síntomas de enfermedad y toxicidad que aquellos que recibieron placebo, a pesar de un aumento en los días con toxicidad de grado 3/4 antes de la progresión.

The post El tratamiento personalizado llega al colangiocarcinoma appeared first on Diariomedico.com.

Ir a la fuente

Powered by WPeMatico

Deja un comentario