La Comisión de Reproducción Humana trabaja en la penumbra

  Psiquiatría

La Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida (CNRHA) da el visto bueno a las peticiones de familias que quieren tener un hijo mediante una manipulación genética para esquivar una determinada enfermedad. Son casos raros; la mayoría se refieren a enfermedades multifactoriales, cánceres de origen no muy claro y todas las gestaciones de los llamados bebés salvadores (lo concebidos como donantes de hermanos). Todos son supuestos que están fuera del artículo 12.1 de la Ley de Reproducción Humana Asistida.

Pero, además, es la máxima autoridad en investigación con gametos y embriones. Sin embargo, su voz en este campo no se oye. No hay un registro ni memoria pública de su actividad, pero tampoco privada, según afirman varios de sus miembros que prefieren mantenerse en el anonimato.

Es la máxima autoridad en investigación con gametos y embriones

Se echan en falta pronunciamientos de la Comisión sobre, por ejemplo, el método ROPA (Recepción de óvulos la Pareja), también conocido como de doble maternidad, que en la actualidad se oferta en las clínicas privadas a demanda”, apunta un investigador, quien también reconoce que “no parece razonable que no haya una memoria de actividades, ni ningún informe a petición de alguna Administración o del propio Ministerio de Sanidad. Quizás no se haga por miedo a los poderes públicos. Son temas muy delicados”. A falta de cualquier cifra oficial y, según apuntan varios de sus miembros, la Comisión resuelve al año una media de más de 70 consultas de diagnóstico genético preimplantacional. Son casos que no transcienden de ningún modo, a no ser que reciban un notorio no por respuesta y la clínica que ha recibido la negativa tenga a bien difundirlo. Así ha ocurrido recientemente con la petición de una gestación de tres padres, que finalmente se hizo en Grecia, porque la Comisión no dio su autorización.

Esta falta de pronunciamientos es fácil de comprobar con un consulta a su página web. Al cierre de esta edición, en la sección de información de interés de esta web aparece el documento El brote de virus Zika y la selección de donantes, con fecha de marzo de 2016, y precedido por un cartel que lo anuncia como una novedad.
No es lo único que requiere actualización. El listado de los miembros que componen la Comisión también necesita una revisión que, según nos apuntan desde el Ministerio de Sanidad, se está llevando a cabo.

Los vocales de la Comisión firman un documento de confidencialidad y otro sobre conflicto de intereses

El nombramiento oficial de los 18 vocales fue publicado en el Boletín Oficial del Estado del 7 de agosto de 2014. Cinco de ellos pertenencen a sociedades científicas de ámbito estatal relacionadas con fertilidad, Obstetricia, Ginecología y técnicas de reproducción humana. Hay un vocal propuesto por la Organización Médica Colegial, otro por el Consejo General de la Abogacía Española, por el Colegio de Biólogos, por el Consejo de Consumidores y Usuarios, por el Comité de Bioética de España y por la Organización Nacional de Transplantes (ONT).

Aparte, el Ministerio de Sanidad designa a dos miembros, el Ministerio de Justicia a otro y las comunidades autónomas eligen a cuatro vocales, a través del Consejo Interterritorial (CI).

La presidencia de la Comisión la ocupa el secretario general de Sanidad, en este caso, Faustino Blanco, y la vicepresidencia y secretaría están reservada a la directora general y subdirectora de la Cartera Básica de Servicios del SNS y Farmacia, respectivamente.

Entre los vocales hay personas con intereses en clínicas privadas dedicadas a tratamientos de infertilidad que “son juez y parte”

Estos nombramientos son por cuatro años, prorrogables por otros cuatro.Tocaba realizar la renovación en agosto de 2018, para cumplir con los plazos fijados en la norma. El Ministerio de Sanidad en respuesta a Diario Médico asegura que “han iniciado los trámites para proceder a la renovación de sus miembros. Una vez efectuadas las propuestas correspondientes por los órganos y por la entidades […] próximamente se publicará la Orden en relación al nombramiento de los vocales de la Comisión”.

Efectivamente, ya hay algunos nombres salientes. Juan José Rodríguez Sendín, que ocupaba el lugar reservado a la OMC, confirma que no renovará por otros cuatro años por decisión de la organización que representa. Se lo han comunicado hace aproximadamente un mes, asegura. En el mismo caso está Juan Manuel Méjica García, que dejará de ocupar el lugar reservado al Consejo General de la Abogacía Española, según ha podido saber hace una semana.

Por otro lado, ha sido confirmada en el sillón reservado al Comité de Bioética de España, Natalia López Moratalla, y Gustavo Samayoa Estrada, por el Consejo de Consumidores y Usuarios.

En esta composición, algunos de los consultados reconocen que entre los vocales hay personas con intereses en clínicas privadas dedicadas a tratamientos de infertilidad que “son juez y parte”, sentencian las voces más críticas.
Antonio Pellicer Martínez, fundador y copresidente del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI), que cuenta con varias clínicas para tratar problemas de este tipo, forma parte de este órgano asesor del Gobierno a propuesta de las comunidades autónomas a través del CI. Diario Médico ha intentado hablar con Pellicer, sin darle mucho tiempo, y no ha sido posible porque se encontraba fuera de España.
En todo caso, los miembros de la Comisión tienen que firmar una declaración de confidencialidad que les impide hablar de los casos que tratan e incluso, dejar constancia en su currículum de la pertenencia a este órgano.

También son obligados a firmar un documento sobre conflicto de intereses. Como explica el Ministerio de Sanidad: “Efectúan una declaración de actividades e intereses y se comprometen a abstenerse del conocimiento, deliberación y decisión de asuntos en que pudieran tener un interés directo o indirecto”.

Con esta declaración puede resultar difícil entender la presencia de facultativos con clara participación en el sector privado de las clínicas de fertilidad. Sin embargo, las mismas voces críticas admiten que el 80 por ciento de estas técnicas se desarrollan en el ámbito de la sanidad privada y, por tanto, es aquí donde están los mayores expertos en España, necesarios para abordar cuestiones tan complejas y específicas.

The post La Comisión de Reproducción Humana trabaja en la penumbra appeared first on Diariomedico.com.

Ir a la fuente

Powered by WPeMatico

Deja un comentario