La debilidad de los sistemas de información ralentiza el desarrollo de la gestión clínica

  Traumatología y ortopedia

Asturias ha sido durante años una de las comunidades más activas en el impulso al modelo de gestión clínica. Sin embargo, el desarrollo, lejos de ser continuado, ha sido objeto de numerosos vaivenes que, en cierto modo, han desconcertado a los profesionales implicados, quienes reclaman una apuesta firme, más autonomía real y, sobre todo, la disposición de sistemas de información eficaces.

Así se ha puesto de manifiesto en una jornada titulada Calidad y gestión clínica. Una mirada al futuro, organizada por el Instituto Asturiano de Administración Pública Adolfo Posada y el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) en el Hospital Universitario Central de Asturias, en la que han participado unos 450 profesionales.

El objetivo de esta jornada ha sido seguir impulsando la cultura de la calidad en la asistencia sanitaria en hospitales y centros de salud mediante el desarrollo del modelo de gestión clínica.

Los profesionales esperan, no obstante, a ver cómo se define el compromiso con la gestión clínica y en qué se concreta la apuesta, dado que, si bien el desarrollo del modelo ha estado desde hace más de una década en los objetivos de los distintos gobiernos, la realidad es que no siempre se ha traducido realmente en una apuesta efectiva.

Mejoras

“Parece que apuestan por el modelo pero no está claro cómo”, ha indicado José María Fernández Rodrígue-Lacín, director de la Unidad de Gestión Clínica del Natahoyo, en Gijón, un centro de salud que comenzó a funcionar con este modelo en 2012 y firmó su primer acuerdo de gestión en 2015.

Desde entonces han ido mejorando en objetivos tanto de calidad, por ejemplo, en temas como confidencialidad, seguridad clínica o higiene de manos, como asistenciales, en relación a número de derivaciones, consultas, seguimiento de pacientes o coberturas de vacunación, por citar solo algunos indicadores. También en lo que a objetivos económicos se refiere, relacionados con sustituciones, gastos de personal, bienes y servicios y gasto farmacéutico.

El gasto medio del centro por persona protegida se sitúa actualmente en 21 euros, un dato inferior a la media del área y muy por debajo de los más de 30 euros que es la cifra más alta registrada en el mismo área sanitaria.

El cumplimiento de objetivos se ha traducido en la generación de 25.000 euros de ahorro que el centro ha conseguido en forma de incentivos económicos, cantidad de la cual la mitad se repartirá en la nómina de los profesionales y la otra mitad irá dirigida a la renovación de equipamiento tecnológico en el centro.

La unidad cuenta con una plantilla de 35 profesionales y un presupuesto de 11 millones de euros.

Sistemas de información

Por su parte, María Folgueiras, directora de la Unidad de Gestión Clínica de Trevías, se refirió también a los vaivenes experimentados por el modelo de gestión clínica. De hecho, uno de los capítulos que más se ha trabajado en los dos últimos años en su unidad ha sido el clima emocional del equipo. “Sabemos que no todos somos iguales, pero es importante hacer un buen equipo, tener claro hacia dónde vamos y trabajar con confianza y corresponsabilidad”.

Desde su punto de vista, una de las principales deficiencias actualmente que lastran el desarrollo del modelo es la precariedad de los sistemas de información. “Trabajamos con datos intermedios, con indicadores que son solo valores; necesitamos saber la realidad de la salud de nuestro cupo y necesitamos saberlo en tiempo real y esto, hoy, en tiempos de big data, debería ser una realidad, pero no es así. Necesitamos sistemas de información mucho más potentes. Queremos que nos midan pero también nosotros tenemos que tener acceso a la información”.

En la misma línea se ha pronunciado César Morís, director del Área de Gestión Clínica del Corazón del HUCA. “Una de las principales carencias está relacionada con la debilidad de los sistemas de información. Necesitamos acceder en tiempo real a la información vinculada a los indicadores que tenemos firmados en nuestro contrato programa y la realidad es que no disponemos de herramientas efectivas que nos digan cómo estamos yendo”.

The post La debilidad de los sistemas de información ralentiza el desarrollo de la gestión clínica appeared first on Diariomedico.com.

Ir a la fuente

Powered by WPeMatico

Deja un comentario