Nuevos turnos en Madrid por el déficit de médicos

  Psiquiatría

El Servicio Madrileño de Salud (Sermas) pilotará en el primer trimestre la reforma de los turnos en atención primaria. Esta semana previsiblemente se conocerán los 14 centros elegidos para la prueba, que empezaría entre finales de este mes y febrero. La reforma consiste en que haya más personal para cubrir un nuevo turno de 12 a 18 ó 19 horas, adecuándose al mayor número de citas en este tramo y, de paso, contribuyendo a una mejora de la conciliación de los profesionales. La tendencia sería que, a largo plazo, las citas se dieran hasta las 18 horas, y el resto del horario fuera para la consulta a demanda. El cambio de turnos será voluntario.

El anuncio de la medida el pasado mes de diciembre causó revuelo, debido a las críticas de la mayoría de los sindicatos de la mesa, con la excepción de Amyts, que defienden que es un recorte encubierto que va a empeorar la accesibilidad de la población. La Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM) critica que el estudio de distribución de la demanda del que parte Sanidad está falseado, “pues el horario de demanda existente en la actualidad no es el que la población prioriza, sino que depende de la oferta de horario de las agendas en las que se puede citar la población”. DM ha contactado con representantes de organizaciones médicas para conocer su opinión.

Alicia Martín, vocal de primaria de Amyts, señala que el sindicato apoya la reforma “porque puede ayudar a que los médicos quieran quedarse. En unos años se va a jubilar el 30 por ciento de los médicos y ya tenemos problemas no sólo en las zonas rurales, sino en el centro de Madrid. Los pacientes ya están afectados porque no tenemos suplentes y llegamos a los 60 o 70 pacientes diarios”. Además, defiende que “no se puede entender la accesibilidad con tener un horario hasta las 12 de la noche; hay que tener en cuenta también criterios de salud y de responsabilidad en el uso” y que el problema de las urgencias de primaria “no es este cambio, es la falta de recursos desde hace años”.

Las fuentes coinciden en que ni los turnos deslizantes ni horarios más cortos en otras autonomías han provocado problemas

Ignacio Sevilla, vocal de Atención Primaria del Colegio de Médicos de Madrid, señala que la demanda del colegio “sigue siendo una inversión del 20 por ciento, 28-30 pacientes por consulta y 12 minutos por paciente, pero eso son máximos. Tenemos que trabajar con la gerencia en intentar mejorar lo que tenemos. Probablemente esto sea un parche, pero es mejor que quedarse de brazos cruzados”. La base es que habrá más profesionales en los horarios de mayor demanda. “Hay que mantener la atención después de las 19 horas para el que le duele algo, no para resolver un tema burocrático”, argumenta.

Aparte de educar a la población, los centros de salud tendrán que reorganizar a todo su personal: “Habrá que hablar de quién y cuándo se encarga de los avisos, repartir cargas de trabajo para compensar el esfuerzo de los que se queden en el último turno…”.

Las sociedades científicas de Medicina de Familia lamentan que no se les haya consultado para el proyecto. José Luis Quintana, presidente de Somamfyc, señala que lo positivo del documento es que “pone encima de la mesa el problema de que los turnos de tarde son difícilmente compatibles con la vida familiar”. Descarta que el cambio vaya a implicar recortes, pero señala que “hay que darle una vuelta”. La propia Administración reconoce que sólo va a poder implantar los nuevos turnos en el 36 por ciento de los centros, “porque no hay espacio, así que habrá que invertir en ampliar los centros. Como no habrá sitio, el médico a mediodía tendrá que hacer avisos y empezará a pasar consulta a las 14 horas como pronto y, si se quiere marchar a su hora, tendrá que comprimir la demanda, y eso nos parece inasumible”. Recuerda que en 2007 se acordó retribuir especialmente la tarde y nunca se hizo: “No se puede plantear esto a coste cero; la primaria no da más de sí”.

Sólo el 36 por ciento de los centros podrían aplicar la reforma debido a la falta de espacio para asumir más personal en ciertos tramos

Quintana no cree que el cambio per se implique más urgencias. “Si las cosas se hacen con cierta lógica, la gente se adaptará, como pasó con los cambios de turnos deslizantes. No me consta que hubiera quejas”. Hay que tener en cuenta que, aunque en la mayoría de autonomías hay turno de mañana y de tarde hasta las 20 horas de media, en algunas como Cantabria o Aragón la norma es que el centro cierre a las 17 horas, y a las 15 horas en el caso de Extremadura. Las fuentes consultadas coinciden en que esto no parece haber provocado cambios en la morbilidad ni un incremento de demanda en urgencias.

“Estamos abiertos a que se haga una reforma, pero nos da miedo que sea un experimento y que una vez más sea a coste cero. No parece que muchos centros estén interesados”, señala Juan Jesús Ortiz, secretario de SEMG Madrid. “Seríamos más bien partidarios de reforzar los turnos deslizantes, que han funcionado bien, y ampliar plantillas. La gente necesita salir de la sobresaturación que se produce por la tarde y los cupos están sobredimensionados”.

Alfredo Avellaneda, presidente de Semergen Madrid, señala que está “expectante” ante los resultados del pilotaje. Pero expone diversas dudas que han surgido en debates con los compañeros, en su mayoría en contra: “Es posible que se pueda hacer en unos centros sí y en otros no. ¿Vamos a tener centros de primera y de segunda? Y me preocupa qué va a pasar con la gente sin cita, porque eso no está controlado y se va a incrementar”. También expone que habrá que adaptar la organización de los profesionales respecto a temas como la comida y las horas de formación continuada.

The post Nuevos turnos en Madrid por el déficit de médicos appeared first on Diariomedico.com.

Ir a la fuente

Powered by WPeMatico

Deja un comentario