J&J anuncia que dispone ya de un candidato a vacuna frente a Covid-19

  Medicina deportiva

Empresas

cristinareal
30/ 03 / 2020

Y estará en disposición de fabricar mil millones de dosis

Laboratorio de investigación.
Laboratorio de investigación.

El grupo estadounidense Johnson & Johnson (J&J) -al que pertenece la farmacéutica Janssen– ha seleccionado un candidato líder para el desarrollo de una eventual vacuna frente a Covid-19 en la que lleva trabajando desde el pasado mes de enero para hacer frente a la actual pandemia por el coronavirus.

El grupo destaca el avance significativo del trabajo conjunto que vienen realizando Janssen y la Autoridad para la Investigación el Desarrollo Biomédico Avanzado (Barda), de Estados Unidos, así como el rápido escalado en la capacidad de producción de la multinacional, con el objetivo de poder ofrecer un suministro global de más de mil millones de dosis de una eventual vacuna.

En este ámbito, J&J proyecta comenzar la producción inminente de la vacuna, en condición de riesgo empresarial, y se compromete a desarrollarla a un coste asequible para los sistemas y sobre la base de renunciar a beneficios para su uso en situación de pandemia.

La compañía espera iniciar los ensayos clínicos en humanos de su candidato principal como muy tarde el próximo mes de septiembre, y anticipa que en ese caso los primeros lotes de una vacuna frente a Covid-19 estarían listos para solicitar una autorización de uso de emergencia a comienzos de 2021, lo que sería un plazo considerablemente acelerado en comparación con los procesos habituales de desarrollo de vacunas.

Gracias al acuerdo sin precedentes de J&J y el Barda, organismo que forma parte del Departamento de Salud estadounidense, ambos se han comprometido a invertir más de mil millones de dólares para cofinanciar la investigación, el desarrollo y los ensayos clínicos de la vacuna. Para ello, J&J utilizará su plataforma de vacunas validada y dedicará los recursos necesarios de personal e infraestructura global para centrarse en estos esfuerzos. Además, el Barda y la compañía han aportado financiación adicional que permitirá la expansión de sus trabajos actuales para identificar potenciales tratamientos antivirales contra el nuevo coronavirus.

Respuesta inmune

Desde que J&J apostó por la investigación en este terreno el pasado mes de enero, ha trabajado con científicos e instituciones para ensayar entre los candidatos más prometedores a la hora de producir una respuesta inmune en ensayos preclínicos.

A partir de este trabajo, la mulitnacional ha identificado un candidato principal (con dos alternativas de reserva), que progresará hasta alcanzar los primeros pasos de fabricación. Bajo un programa acelerado, la compañía pretende comenzar la fase 1 de ensayos clínicos en septiembre, y espera tener datos de seguridad y eficacia a finales de año, lo que permitiría disponer de una vacuna para su uso en emegencia a comienzos de 2021.

El proceso habitual de desarrollo de una vacuna implica varias fases de investigación que se prolongan por un periodo de cinco a siete años antes de que un candidato se pueda siquiera considerar para su aprobación.

El programa de la compañía para el desarrollo de una vacuna frente a Covid-19 aprovecha las ya probadas tecnologías AdVac y PER.C6, de Janssen, que permiten el rápido desarrollo de nuevos candidatos y escalado de la producción del candidato óptimo. Estas tecnologías fueron las empleadas para el desarrollo y fabricación de la vacuna del Ébola de la compañía y para el desarrollo de sus vacunas candidatas frente al Zika, RSV y VIH, que se encuentran en las fases 2 y 3 de desarrollo clínico.

Trabaja desde enero con la Autoridad para la Investigación el Desarrollo Biomédico Avanzado, de Estados Unidos, en el desarrollo de una vacuna y en el escalado en su capacidad de producción.

Off

Cristina G. Real

Empresas

Off
Ir a la fuente

Powered by WPeMatico

Deja un comentario