Madrid sugiere a sus profesionales usar equipos de protección caducados

  Medicina deportiva

Que la falta de equipos de protección individual (EPI) contra el coronavirus es un hecho en todas las comunidades, y que ese desabastecimiento es especialmente acuciante en Madrid, la región con más infectados de toda España, ha llevado a la Consejería de Sanidad a sugerir a los profesionales “que se valore la posibilidad de utilizar EPIs que ya tienen vencida la fecha de utilización”, según le comunicó ayer la Dirección General de Recursos Humanos de la Consejería a los representantes sindicales. Madrid ha trasladado, además, un escrito al Ministerio de Sanidad, en el que pide al departamento de Salvador Illa que se agilice la compra centralizada de EPIs a nivel europeo, y la de Ingesa a nivel nacional, y ha asegurado a los representantes sindicales que la comunidad “está trabajando intensamente con proveedores para agilizar la reposición de los materiales necesarios”.

En el escenario actual, y mientras no se garantice esa reposición, los sindicatos canalizan “cientos de quejas y denuncias” que les llegan de hospitales y centros de salud de la Comunidad de Madrid sobre “la falta del material más básico de protección”, asegura Julián Ezquerra, secretario general del sindicato Amyts. “Esta misma mañana nos ha llegado la denuncia de un servicio con 14 médicos y un equipo de enfermeras que están trabajando con 10 mascarillas que deben ir reciclando, y hablamos de un servicio que hace fibroscopias a diario”.

CSIF-Madrid recuerda que un EPI no es una mascarilla y unos guantes, “que, por cierto, también escasean”

Además de sugerir el uso de equipos caducados, “en el caso de que estén disponibles para paliar esta situación”, según el documento que ha trasladado a los sindicatos, la consejería madrileña pide a la Administración central que valore “la posibilidad real de fabricación de algunos materiales en el territorio español, en fábricas que puedan realizarlo, ofreciendo el apoyo estatal necesario, aunque no sea una solución inmediata”.

Según el protocolo de la OMS, el equipo básico incluye bata impermeable, mascarilla, guantes, protección ocular de montura integral y, si fuera preciso, un protector facial completo

Fernando Hontangas, presidente de Sanidad de CSIF-Madrid, recuerda, “aunque sea muy elemental, que un EPI no es una mascarilla y unos guantes -que, por cierto, también escasean-, sino un equipo completo con especificaciones técnicas muy concretas”. Esas especificaciones, difundidas por el propio Ministerio de Sanidad, el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), dejan claro que todo profesional que entre en contacto con personas en investigación por posible contagio o con una infección confirmada deberán hacerlo provistos de una bata impermeable, una mascarilla, guantes y protección ocular de montura integral. Si el profesional accede a zonas donde se generen aerosoles o se desarrollen procedimientos sobre la vía área (intubación traqueal, lavado broncoalveolar o ventilación manual) deberá reforzar su EPI con una mascarilla de alta eficacia, protección ocular ajustada de montura integral o protector facial completo, guantes y batas impermeables de manga larga.

Hontangas asegura que, en el caso de Madrid, los EPIs disponibles “se están utilizando sólo en caso de que el profesional entre en contacto con un caso positivo confirmado, pero no ante la mera sospecha de la existencia de la infección, como recomienda el protocolo del ministerio y de la OMS”. En definitiva, “los protocolos existen, tanto a nivel nacional como en Madrid, pero lo cierto es que no se están cumpliendo en los centros y hospitales, fundamentalmente por el desabastecimiento de equipos”.

“Miles de equipos” necesarios

Rosa Cuadrado, secretaria general de la Federación de Sanidad de CCOO en Madrid, asegura que es muy difícil cuantificar cuántos EPIs serían necesarios para proteger al personal con las garantías suficientes, “pero, desde luego, no es nada tranquilizador que el ministerio y la Comunidad de Madrid admitan ya falta de equipos, sobre todo porque, en el caso de Madrid, las previsiones de futuro sugieren que vamos a necesitar muchos más”. Ezquerra habla de “miles de EPIs” necesarios para garantizar esa cobertura futura, “máxime cuando los actuales equipos se demuestran escasos, se distribuyen con cuentagotas y, en ocasiones, están bajo llave”.

Más allá de la falta de protección adecuada, el secretario general de Amyts llama la atención sobre el hecho de que “a estas alturas de la crisis, los profesionales sigamos sin disponer de un teléfono directo, exclusivo y de contacto permanente con las direcciones de Salud Pública, Salud Laboral y el Summa 112. Es verdad que ahora ya no hace falta el visto bueno previo de Salud Pública para realizar la prueba rápida en caso de sospecha, pero sigue habiendo muchas dudas y preguntas que el médico debería poder solventar rápidamente y con garantías”. Ezquerra concluye: “¿No existe un director general de Coordinación de la Asistencia Sanitaria en la Comunidad de Madrid? ¿Dónde está?”.

The post Madrid sugiere a sus profesionales usar equipos de protección caducados appeared first on Diariomedico.com.

Ir a la fuente

Powered by WPeMatico

Deja un comentario